Carta a mi futur@ hij@

Carta a mi futuro hijo

¡No! No estoy embarazada. El motivo de este post off topic es una reflexión que acabo de escribir. Y lo he hecho en forma de carta. Una carta a mi futuro hijo. Quería hacerla pública y ya que tengo este blog y hace tiempo que no pasaba por aquí… Espero que, aunque no esté relacionada con el mundo de las bodas, os guste y compartáis.

Querid@ futur@ hij@:

Aún no has nacido. Ni siquiera te he engendrado. Pero quiero escribirte esto hoy, antes de que mi papel de madre me haga olvidar el rol que desempeño ahora, el de monitora deportiva.

Será difícil que no practiques un deporte. El que tú elijas, por supuesto. Y es que papá y yo somos amantes de casi todos ellos.

Cuando eso ocurra…

No permitas que me sienta en la grada durante tus entrenamientos. ¿Acaso podré asistir a tus clases del colegio? Recuérdame que tu entrenador puede sentirse examinado de este modo y que tú estarás más desinhibido sin mí allí, observando si aciertas o si fallas. Recuérdame que para ti será mucho más emocionante contarme todo lo acontecido en cuanto vaya a recogerte.

No permitas que insulte a un árbitro. Él es un compañero más. Puede incluso que, al igual que tú, esté aprendiendo. Si tú cometes un error, espero que nadie te lo recrimine. Por tanto, recuérdame que yo haga lo mismo con el colegiado, ya que todas las personas tenemos derecho a equivocarnos.

No permitas que cuestione a tu entrenador. Es una persona que forma parte de tu proceso educativo, al igual que lo somos papá y yo o tus maestros del cole. Él o ella no solo te enseñará a jugar un deporte; además, te transmitirá valores como el compañerismo, el espíritu de lucha o el respeto. No dejes que me justifique alegando que te has pasado todo el partido en el banquillo, que existe favoritismo hacia otros compañeros o que se ha excedido cuando se ha enfadado contigo o tu equipo durante un momento de la competición.

No permitas que dé gritos que no sean de ánimo durante los partidos. Ni siquiera permitas que dé mi opinión a otros padres sobre el transcurso del mismo. Recuérdame que, si no voy a sumar con mis palabras, será mejor que me mantenga en silencio.

Y, sobre todo, no permitas que todos estos comportamientos salgan a relucir especialmente cuando se pierde. De este modo, te estaré enseñando que lo único importante es ganar, cuando en realidad, a veces, el aprendizaje está en la derrota.

Espero que no seas tú, un simple niño o niña con ganas de divertirte practicando el deporte que te gusta, quien tengas que ponerle cordura a determinadas situaciones.

Te quiere,

Tu futura mamá.

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *