Mi look de invitada para la última boda del verano

Como publiqué en Instagram, este sábado he asistido a la última boda de verano (y creo que del año). Hace unas semanas os conté que mi primera idea era lucir de nuevo mi vestido de Iván Campaña. Finalmente, no lo vi apropiado para la ocasión.

En su lugar, volví a recurrir a El Vestidor, una tienda de la que os hablé en el post ‘Invitada elegante con ¡falda de tul!‘. Buscaba algo sencillo que pudiera ponerme fácilmente en cualquier otra ocasión. A poder ser, dorado o plateado. Solo había una prenda que se ajustara a mis condiciones. Y no me hizo falta que Juani, la propietaria del establecimiento, me buscara nada la siguiente vez que fuera a comprar existencias. Porque lo que tenía era perfecto.

Se trata de un mono metalizado, de tela plisada, corte a la cintura y patas de elefante. Un look de invitada que combiné con un clutch negro y dorado de la propia tienda. Además, me puse unos tacones negros que tenía en mi fondo de armario. Y me hice con unos pendientes dorados grandes. Os dejo  algunas fotografías.

Ya el domingo también os conté vía redes sociales que mi elección para el maquillaje y la peluquería fue Patrizia Robel. Con el primero lo tenía claro. Siempre me gusta ir con los ojos marcados y oscuros. Y esta vez, además, mi look de invitada lo pedía a gritos. Aun así, estoy encantada con el trabajo de Davinia. Entre otras cosas, porque el maquillaje estaba intacto cuando llegué a casa a eso de las seis y pico de la madrugada. Sin embargo, no llevaba idea alguna sobre qué quería hacerme en el pelo. A pesar de que era mi primera visita a esta peluquería de Huelva, confié en Javier, el profesional encargado de peinarme. Y acabé muy contenta con el resultado.

¿Y a vosotros? ¿Os gusta el look?

También te puede interesar...

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *