¡Feliz cumpleaños, naranja entera!

naranja entera

De nuevo, 8 de noviembre… Y por cuarto año consecutivo, no importa cuánto me esmere en sorprenderte. Al final, siempre me haces el mejor regalo. Tú. Mi naranja entera. Sí, entera, porque… ¿para qué quiero yo medio de nada?

Gracias por haber continuado tu camino al lado del mío. Un camino repleto de aventuras (¡qué poquito nos queda para la próxima!). Gracias por las conversaciones. Por las trascendentales, esas en las que hablamos de lo divino y lo humano, esas en las que arreglamos el mundo. Pero sobre todo, por las absurdas y banales. Gracias por las risas, incluso las que se convierten en llanto. Gracias por compartir tus sueños conmigo, hacer tuyos los míos y luchar junto a mí porque todos ellos se hagan realidad. Gracias por no necesitarme, sino admirarme, desearme y respetarme. Gracias por decir “te quiero” con el respeto que merecen dos palabras tan ‘grandes’ cuando se pronuncian juntas, pero sin miedo. Gracias por recordarme con tu mirada lo afortunada y feliz que soy. Gracias por envejecer conmigo. 

¡Feliz cumpleaños, naranja entera!

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Que bonito Laura,cuanto trasmites con tus palabras,cuanto amor se desprenden de ellas,felicidades a tu naranja entera!!y desearos que sigáis como hasta ahora por muchos años y que por favor no dejes de escribir por que lo haces muy bonito!! Gracias por hacernos partícipe de este blog que tanto me gusta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *